Cómo arreglar y mantener cámaras y objetivos

Publicado en: Cómo hacer, Fotografía 0

1ª Parte: Las herramientas

No pretendo hacer un manual sobre reparaciones y mantenimiento, simplemente voy a recopilar algunos trucos y sobre todo intentaré hacer una especie de inventario de lo que deberíamos tener para empezar a poner a punto o hacer pequeñas reparaciones de nuestras queridas herramientas fotográficas. No soy un técnico especialista en esta tarea pero poco a poco he ido haciéndome con herramientas y con la práctica he aprendido algunas cosas útiles. Pienso escribir una serie de artículos sobre este asunto y quizá me extienda en puntos que considero que necesitan un desarrollo más detallado.

No me hago responsable de los daños que puedas causarle a tu equipo. Si no estás seguro de lo que haces lo mejor es acudir a un servicio técnico de confianza. Prueba primero con cosas de poco valor o que ya pensabas tirar.

Voy a enumerar las cosas que considero imprescindibles para empezar:

  1. Destornilladores: Lo mejor es hacerse con un kit de destornilladores de precisión de los que se usan en relojería o para reparaciones de teléfonos móviles. Suelen traer multitud de puntas de todo tipo. A veces necesitaremos quitar tornillos casi microscópicos.
  2. Llave para lentes: Consiste en dos piezas metálicas con puntas que se sujetan con tornillos a una o varias piezas centrales y se pueden graduar en longitud para que encajen en unas hendiduras que tienen los anillos de retención que sujetan las lentes al cuerpo del objetivo o una especie de cilindros donde habitan un grupo de lentes. Una vez que han encajado basta con girarla para liberar la lente y poder extraerla.
  3. Llaves de goma: Son unos cilindros o tubos de goma con los que desenroscar las lentes o los anillos de retención por fricción. A veces es la única solución si no hay esas hendiduras o agujeros. 
  4. Llaves para Leica: Las llaman así pero sirven para desmontar partes de muchas cámaras clásicas, como la palanca de arrastre, oculares y la toma para el flash. No viene mal tener un juego de estas llaves.
  5. Ventosa: Para extraer con seguridad una lente es bastante útil, consiste en una ventosa con una pera que hace el vacío.
  6. Tornillo de banco para lentes: Sirve para reparar las abolladuras de la rosca para filtros, es realmente milagroso aunque su uso es bastante delicado.
  7. Pinzas: Igual que los destornilladores, un kit de pinzas de precisión nos vendrá muy bien para extraer y volver a colocar tornillos, muelles y piezas de pequeño tamaño. Insisto, a veces son tan diminutas que con los dedos no podremos manipularlas.
  8. Gafas con lupa: Hay unas estupendas gafas con lentes de aumento y luces led. Que no te dé vergüenza usarlas, facilitan la tarea muchísimo.
  9. Guantes: Los de nitrilo son excelentes, así no manchamos los cristales con la grasa de los dedos y tenemos más agarre. No es necesario usar unos nuevos cada vez que limpiemos los objetivos, obviamente.
  10. Paños de microfibra: Es importante que estén limpios, parece obvio pero hay que insistir en ello. Coloca siempre uno de mayor tamaño en la superficie de trabajo, así si salta un tornillo o cualquier pieza no llegará muy lejos. También hay paños de un solo uso que podemos recortar al tamaño que necesitemos para aprovecharlos mejor, pero prefiero los que se pueden reusar. 
  11. Pera de aire: Es bueno aplicarla en cada paso que demos, sobre todo al montar de nuevo el objetivo. Da rabia dejarnos alguna partícula o pelillo y tener que volver atrás en la tarea. Los sprays de aire comprimido no los aconsejo porque a veces sueltan aire muy frío que condensa la humedad en las superficies y a veces eso puede ser un problema.
  12. Llave para abrir botes de cristal: Sí, parece una tontería pero la uso mucho, es una manera de poder aplicar fuerza sin dañar nada. 
  13. Engrasantes: Los hay de muchos tipos, antes de aplicarlos es importante informarse de cuál es el adecuado. La parte que necesita más engrase es el helicoide del enfoque, la grasa de litio va bien ahí pero insisto en que es un asunto delicado y es mejor ser precavido. El aceite que se usa en relojería es también necesario a veces para los engranajes.
  14. Líquidos limpiadores: El más útil es al alcohol isopropílico pero a veces hay que recurrir a cosas más drásticas en el caso de tener hongos o “nieblas” en las lentes. Se usa mucho la gasolina para mecheros, sí, como lo lees. La acetona puede servir para limpiar superficies “gomosas” y podemos usar disolvente para quitar pegamento de las superficies.
  15. Limpiador de contactos: A veces la grasa con el tiempo se solidifica y hay partes que dejan de funcionar, sobre todo diafragmas y obturadores. Este spray es milagroso, basta con una aplicación y la grasa se vuelve otra vez aceitosa, aunque lo suyo es limpiarla y sustituirla por una nueva. Además no deja residuos y es dieléctrico, por lo que se puede usar sin miedo a manchar nada ni averiar ningún circuito.
  16. Bastoncillos de algodón: Imprescindibles, que no sean de plástico, por favor.
Limpiando hongos en un Canon 100 macro

He puesto enlaces a productos de Amazon procurando que sean económicos, para empezar están bien. Algunos son los que yo uso.

Por ahora creo que es suficiente. Si alguien quiere añadir algo en los comentarios será bienvenido.

Siguiente capítulo: Limpieza

1 2 3 4 21